domingo 16 de diciembre de 2007

Desde Catalunya con amor...

Si cruzas el túnel de la Rovira llegas al conocido barrio del Carmelo. Una vez allí, la primera a la izquierda es Llobregós, una calle cuya pendiente nada tiene que envidiar a las más duras rampas del Tourmalet, metros antes de coronar a la derecha está la calle Cifuentes, y allí, el Asador Can Pou, el único y último santuario rojiblanco de la Ciudad Condal: La Peña Atlética de Barcelona.

Una vez franqueas la puerta, dos banderas, una de España y otra del Atlético de Madrid, presiden el local. En las paredes están colgadas las camisetas del atleti de tiempos inmemoriales, aquellas puma con la publicidad de Marbella, también la camiseta del doblete –aquella del gol de Pantic en la final de la copa del rey-, la reebok y las nike actuales. Colgadas en una viga hay bufandas de casi todos los clubes de primera (menos Madrid y Barça... claro está). Una foto de Kiko, otra de Futre, fotos de los peñistas, una foto aérea del Calderón, un cuadro con un indio y el escudo de la ciudad de Barcelona. También hay recortes de diarios con noticias sobre la peña y una pared llena de llaveros. La verdad es que aquí se respira rojiblanco.

El jefe de todo esto es Juan Pozo, extremeño de nacimiento, catalán de acogida y rojiblanco por los cuatro costados. La peña nació el año 94; cansados de los menosprecios de madridistas y culés, Juan y un amigo marcharon a Madrid decididos a constituir una peña, no les creyeron pero el 25 de septiembre de 1994 fueron a las oficinas del Calderón a por los impresos, ¡tela! La fecha no ha sido difícil de saber porque Juan todavía recuerda que aquel domingo se perdió contra el Oviedo uno a cero.

Los primeros años fueron los mejores, el año del doblete la peña viajó tres veces a Madrid, lo hacían de noche y desayunaban en la peña atlética Villa de Vallecas, donde descansaban hasta la hora del partido. En aquella época la peña tenía más de ochenta socios. TeleMadrid se trasladó a Barcelona para hacerles un reportaje; aquel año, rememora Juan, era una lucha Atleti-Barça y estábamos en boga. Gil los invitó al Meliá, recuerda, pero no pudieron ir.

La última vez que la Peña se trasladó a Madrid fue el año del centenario, y fueron dieciséis peñistas; desde entonces no se ha vuelto a viajar. Juan explica que ahora es imposible, apenas son veinticinco y con eso no se puede amortizar un autocar. La peña no está en su mejor momento.

Comenta también que los años de segunda fueron el inicio de la crisis, desaparecieron todas las peñas hasta sólo quedar esta*, la peña de Salt, la peña Agüita de Sabadell, etc. La gente no viene a ver partidos de segunda, en Barcelona hay que luchar contra el Barça y contra el Madrid y eso sin tener un buen equipo es muy difícil. Nadie quiere ser de un equipo de segunda que no es ni tan siquiera de tu ciudad teniendo otras opciones. Rememora con tristeza sus desplazamientos a Lérida y Tarragona con el equipo en segunda.

Juan recuerda aquella enorme plantilla del doblete, con Simeone y Caminero, y la compara con otros jugadores de peores épocas, Musampa, Ibagaza, Lucin... Del equipo actual destaca a Raúl García y al Kun por encima del resto. Según él, un buen equipo ha de tener un buen centro del campo y un buque insignia, antes era Torres, ahora lo es el Kun.

Nunca han recibido la visita de ningún jugador aunque, un año, quisieron agasajar a la plantilla invitándola a una cena en el Hotel Calderón pero la disciplina de horarios del equipo boicoteó el proyecto. En una ocasión el que sí les visitó (genio y figura) fue Don Lázaro Albarracín, amigo de Juan Pozo, incluso les ha invitado al palco de Montjuïc en alguna ocasión. Este es su único trato institucional.

No pagan cuota, sólo un pago al comienzo de la temporada para que el club les envíe sus carnés pero este año no lo ha hecho y el pasado los envió equivocados.

Últimamente, el poco protagonismo que tiene la peña va ligado a la desgracia del barrio. La sede social de la peña está a sólo unos cientos de metros del agujero del Carmelo, en la zona uno. A consecuencia de ello, en fechas cercanas a un Barça-Atleti, Tomás Guasch hizo un reportaje en el As. También recibieron llamadas de Catalunya Radio, y una que Juan explica emocionado, llamó Joaquín Sabina.

Desde el “pobre atleti” nuestro saludo a la Peña Atlética de Barcelona y a todas las peñas de España que, desde la distancia y el anonimato, siguen defendiendo nuestros colores allá donde están. Sin duda son un ejemplo.

Y a todos aquellos que aún siguen creyendo que la “marca” Atlético de Madrid sigue creciendo y otras peroratas semejantes... ahí tienen el dato de cómo desaparece el Atleti en Catalunya. Eso sí, ya no en silencio.

Visca l’Atlètic de Madrid i Visca Catalunya matalassera!

P.D.: Aviso a navegantes, el número de la lotería de Navidad que juega la Peña Atlética de Barcelona es el 03.755. A ver si hay suerte.

__________________________________________________________

* Pobre Atleti ha querido contrastar esta información. ¿Cuantas peñas rojiblancas hay en Cataluña? ¿Y en Barcelona?

Según el club hay OCHO peñas en Cataluña y SEIS de ellas están en Barcelona, así al menos informa la web del Club Atlético de Madrid. Nosotros hemos encontrado la dirección de todas ellas, algunos e-mails y unos pocos teléfonos, hemos hecho algunas preguntas y podemos asegurar que:

La Peña Atlética Pastrana fue una escisión de la Peña Atlética de Barcelona, tenía su sede en la C/ Sacedón 25 y está cerrada.

La Peña Atlética Manresa no coge el teléfono ni responde a los e-mails, sabemos que cambió de dueños e intuimos que está cerrada.

La Peña Atlética Melilla en la C/ Maresme 122. Está cerrada.

La Peña Atlética Agüita de Sabadell fue la peña atlética más grande de Cataluña, llegó a tener equipos de fútbol. Estaba en la Avda. Alexandre y está cerrada o, cuando menos, no operativa.

La Peña Atlética Passiò Rojiblanca en Olesa de Montserrat está en la C/ Argelinas 45 y está ABIERTA y OPERATIVA.

La Peña Atlética de Salt C/ Doctor Ferran 12 no da señales de vida e intuimos su desaparición.

La Peña Atlética el Raïm de Lleida es una incógnita.

Es decir, sólo hay dos peñas del Atlético de Madrid en todo Cataluña y las dos están en la provincia de Barcelona. Sería interesante hacer un estudio de otras provincias para comprobar cómo de fiables son los datos del club sobre sus peñas.

7 comentarios:

Hele Atlética dijo...

Pues sí, sería interesante. Bonito reportaje sobre esta peña. No me puedo imaginar lo difícil de ser Atlético fuera de Madrid. Yo para unos años que viví fuera me perdí el doblete, Qué gafe.

Un beso
Helena

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Del club no me fio en nada, ni en el caso de las peñas ni en nada de nada.

Mucho mérito tienen estos peñistas barceloneses. Allí, todo es Barça. Mi más sentido apoyo.

un abrazo.

atleti (atleti.wordpress.com) dijo...

Muy interesante; thank you for writing this entry!

I sympathise with others who don't live in Madrid & support the club. It's tough & frustrating being so far away. The biggest peñas in NYC are that of Chelsea, Manchester Utd, Arsenal, Liverpool, West Ham, Barcelona, & now, Real.

It is my hope to create the first peña here, in the US. It won't be an easy task as I very rarely encounter Atleti supporters here. I'm still hopeful, however!

un saludo.

Carlos Fuentes dijo...

joder qué bueno
muchas gracias

Sergio Medina dijo...

Ser del Atleti fuera de Madrid es muy duro, pero en Barcelona es especialmente duro que yo he vivido allí un año y se te hace durisimo por el desprecio que le tienen los culés al Atleti al cual ningunean permanentemente. Buen blog, ya te he puesto un enlace en el mío.

Un saludo

pobreatleti dijo...

Gracias por las loas que ha recibido el post (aquí y en señales de humo... donde nos han dicho que también se ha publicado). La verdad es que no tiene tanto mérito... la amena conversación de Juan y su prodigiosa memoria facilitó mucho el trabajo.

Procuraremos seguir en esta línea y cumplir con nuestro objetivo de crear opinión y ser críticos.

Gracias a Carlos y a Sergio por sus links que serán debidamente correspondidos. A Helena y a Fernando por su fidelidad y a nuestro homólogo neoyorkino.

atletista sin solución dijo...

No tengo experiencia como algunos de vosotros de vivir en Cataluña. Allí, seguro que todo es el Barcelona.

Ser del Atleti en estos tiempos es duro, así que hacerlo en Cataluña debe de serlo el triple, por lo menos.

¡Qué triste que en una de las comunidades más pobladas, sólo haya dos peñas del Atleti!

Un abrazo y gracias por la crónica.