viernes 25 de enero de 2008

Bianchi, Maniche y Aguirre (2ª parte)


La dimisión de Bianchi causó auténtico estupor en Argentina y dividió a nuestros compatriotas del otro lado del charco entre bianchistas y antibianchistas. En un foro argentino un tipo escribió lo siguiente:

La liga española es una mugre, bianchi es un pelotazo, además el jugador español, no existe... ‘nombrame a uno’ y todos t dicen ‘Raúl’ x favor! están tan llenos d extranjeros q cuando van a un mundial DAN LÁSTIMA!! Creo q x la gilada d inflar a la liga española (q es grande x la guita q mueve y no x el fútbol, a mí entender... es pura empresa bah!) hace q se desmerezca el trabajo d un técnico o el destino d algún jugador! Me da asco el fútbol español, y el atlético tp es el real madrid d antaño... sino salió adelante NO ES SÓLO CULPA DEL TÉCNICO! y no es xq defienda a bianchi, xq me reventó q se fuera d boca como se fue y dp picó en españa... x mí q se cague! Qué sería del fútbol español sino tuviera la guita q tiene y pudiera comprar a los grossos q compra y compró?: zidane, ronaldinho, messi... Acá somos todos d la ‘comarca’ jaja!

Yo tampoco defiendo a Bianchi pero creo que aquel vestuario se fue indemne aquella temporada sin asumir su buena parte de culpa, en especial, Ibagaza. No he visto a nadie tan motivado en un terreno de juego para conseguir una renovación por tres campañas que nunca llegó a completar de rojiblanco. ¿Por qué se cedió al chantaje del pitufo argentino? Otro de los misterios que jamás se resolverán, en fin, cosas. De hecho del clan anti-Bianchi, sólo queda Maxi. El resto de los comprometidos atléticos de pro marchó por una causa o por otra.

Después de Bianchi vino Aguirre; esta vez, todo se hizo según el gusto de Miguel Ángel Gil Marín que gracias al fracaso de Cerezo consiguió inhabilitarlo de por vida. Al proyecto se sumaron Agüero (el fichaje más caro de la historia del club), Maniche, Seitaridis, Mista, Pernía, Jurado, Eller, Ze Castro, Costinha, Diego Da Silva y Miguel de las Cuevas. Apenas hubo bajas, destacables sólo la de Kezman.

Aguirre, contra el que tampoco tengo nada, contó con un equipo muy superior al de Bianchi y pese a que, tras una impresionante primera vuelta, parecía que el equipo volvería a competiciones europeas nada se consiguió. A sólo cinco jornadas para el final de la Liga, el equipo rojiblanco era sexto en la clasificación, en puestos de Copa de la UEFA, pero únicamente con un punto de ventaja sobre el Recreativo, dos sobre Getafe y Racing y cuatro sobre el Villarreal. A cuatro puntos del Zaragoza, que era quinto, y a ocho de la Liga de Campeones. Aguirre no supo rematar la faena.

Sin embargo, Aguirre que con plantilla para disputar Champions fue incapaz de conseguir la UEFA no fue destituido (acababa contrato) sino renovado ¿Por qué? Esta es otra de las grandes incógnitas de los últimos años. Ni Manzano, ni Ferrando, ni Bianchi aguantaron en el banco más de una campaña pero el mexicano, sin cumplir los objetivos sí. Aguirre ha recibido más apoyo institucional que cualquier otro técnico y menos palos de la prensa también.

Esta temporada se preparó un nuevo equipo del gusto del técnico y se dio la baja a los futbolistas que no estaban implicados, palabra que Aguirre repite hasta la saciedad, “futbolistas implicados con la entidad” esta es la consigna. Se adelantó la pretemporada para jugar la intertoto, se renunció a jugadores como Riquelme porque podían resultar díscolos en el futuro y, aún así, no se pudo evitar que la relación entre Maniche y el Vasco se emponzoñase.

Se ve que Aguirre y Maniche intercambiaron unas palabras; el portugués se atrevió a cuestionar el curriculum vitae del mexicano. ¿Lo hubiera hecho también con el de Bianchi? Y esto Aguirre no lo encajó bien y le explicó al portugués todas sus carencias futbolísticas.

Desde arriba, silencio. Aguirre no volvió a convocar al díscolo lusitano y los jefes del club decían que todo se solucionaría y que no se planteaban la venta de Maniche (cada vez que estos dicen blanco hay que pensar negro). La prensa lo tuvo claro, la culpa la tiene Maniche, el cerdo portugués debe marchar por el bien del club; y Maniche, marchó.

No parece que Aguirre vuelva a tener problemas para controlar el vestuario; no parece que se le pueda discutir a Aguirre si el equipo juega mal o si el técnico está cualificado o no para dirigir el equipo. Pase lo que pase a final de temporada, el mexicano tiene bula hasta para no meterse en champions. Y seguro que la prensa no dirá ni mu.

A mi no me parece mal estar con el técnico a partir un piñón, no me parece mal que -por fin- se mantenga un tipo en la banqueta durante más de una campaña, y que este tipo sea Aguirre. Lo que no me queda claro es porqué algo tan elemental no estaba tan claro en tiempos pretéritos. Tengo algunas teorías pero creo que ya les he aburrido bastante. ¿Ustedes tienen alguna?
Billie

5 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

En el club, se va a bandazos. No existe ningún criterio. Falta orden y proyecto, pero con los Giles y los Cerezos poco más se puede esperar. Si Don Vicente Calderón levantara la cabeza .....

un saludo

atletista sin solución dijo...

Un análisis muy exhaustivo.

De todos los entrenadores que han pasado en los últimos años con el que peor se ha portado la directiva ha sido Manzano. Con una plantilla de risa: De los Santos era el organizador del equipo, Mussampa y Nano los extremos, Gaspar el lateral derecho, por ejemplo, quedamos 7º.

Recuerdo además el penúltimo partido de Liga contra el Zaragoza. En el minuto 88, ganábamos por 1-0 gol de Nano y en el 90, perdíamos 1-2. Los dos goles de un tal Toledo.

Podríamos haber jugado la UEFA, que era el objetivo de ese año, pero en ese partido todo se fue al carajo.

Sobre Bianchi creo que nunca estuvo a gusto en el Atleti. Por lo que fuera no lo sé.

Saludos.

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

En el Atleti no hay ninguna pauta coherente a seguir, no hay un patrón, no hay un capitán del barco.
Y esta tarde en Mallorca se ha hecho el ridículo...

jagsolla dijo...

Billie, enhorabuena por estos dos pedazo de artículos. Da asco leer la prensa española y ver que estan manchadas las ojas de enormes estupideces.
Que lástima que solo unos pocos tengamos la mente abierta para reflexionar sobre estas cosas y no sobre el tamaño de las rayas de las camisetas o el fichaje de quaresma.

Cerezo y calam no quieren un buen entrenador, ya que sino las culpas del fracaso serían para ellos.

Billie dijo...

Gracias por tus comentarios Jagsolla, siempre gusta saber que alguien, todavía, ve las cosas como tú.