domingo 3 de agosto de 2008

La Sra. Rushmore ataca de nuevo



Hay que reconocer que la agencia publicitaria Sra. Rushmore ha sabido apropiarse del sentimiento atlético en los últimos años. Desde aquel –“Papá, ¿por qué somos del atleti?” pasando por –“ el puñetero atleti” o el –“ya estamos aquí”, la Sra. Rushmore ha removido, conmovido y manipulado a la afición colchonera con arte y humor pero sobre todo a base de tópicos falaces y sensibleros.

Este año el spot recrea la historia del capitán del ejército español y socio rojiblanco José Carballo Cancho y su relación de amistad con un pastor kosovar que ha perdido a toda su familia. En ella, el militar español le explica a su amigo Lorik los hechos más relevantes de la historia del atleti y la mala suerte que ha acompañado a nuestro equipo en los momentos más importantes de nuestra historia.

El mensaje del anuncio es claro: ya no hay lugar para el victimismo en el Atlético de Madrid, ya no hay excusas. El Atleti no es un club perdedor, el Atleti no lo ha perdido todo, el Atleti es un grande del fútbol que volverá a pasear sus laureles por Europa.

Curioso, el giro de 180º que ha dado la propaganda política de la directiva rojiblanca con este nuevo spot. Todavía tengo en la cabeza aquel en el que dos inmigrantes sudamericanos presumían con orgullosa ironía de pertenecer al “mejor equipo de acá”, con desagrado, aún resuena en mis oídos aquel: –“lo ganamos todo”.



Pues sí, hemos pasado de reconocer, con sorna y mala leche, que Mussampa, Nikolaidis, Nano, Novo y compañía no eran jugadores para un Atleti ganador, a fantasear -con la misma sorna y socarronería- con que este Atleti es un grande al que no le valen más excusas. ¿Pretenden insultar nuestra inteligencia?, que va hombre, si la afición está encantada.

No dejo de repetir, y no me cansaré mientras así sea, que el Atleti no es un equipo grande desde hace ya más de veinticinco años. La última cuarta parte de nuestra existencia ha sido muy floja en comparación con los anteriores 25 años, cuando sí éramos un grande en España y con ínfulas europeas. No obstante, nuestra última década ha sido peor, ha sido penosa, ridícula, nefasta, vergonzosa, infausta, patética, infumable, triste, grotesca, funesta, humillante... ¿quieren más calificativos?, un drama.

Recuerdo que no tenía yo más de diez años cuando un sentimiento de aciaga crisis embargaba el Calderón, era a principios de los ochenta. El Atleti venía de hacer una liga muy floja, la 1979-80 y todavía estaba fresca en la memoria la gloriosa liga del 77. Al año siguiente, el Atleti se perfiló como campeón desde el inicio del campeonato pero en un trágico final de liga (Fernando lo cuenta muy bien en un post de su magnífico blog: la liga perdida) el Atleti se quedó con la miel en los labios.

Aquel año oí yo por primera vez la palabra "pupas", y desde aquella liga, en aquellos míticos bancos de madera de tribuna lateral la gente comentaba, en las temporadas posteriores, que estábamos en crisis. De hecho, recuerdo que algún diario deportivo opinaba en 1985 que la Copa conquistada contra el Athletic atenuaba la crisis rojiblanca, ya que un club como el Atleti no podía permitirse el lujo de ganar un sólo título cada diez años.

En aquella época, todavía quedaba claro lo que era el éxito y lo que era el fracaso. Ahora, sin embargo, a cualquier cosa le llaman éxito y ha desaparecido el vocablo fracaso, este Atleti ya ni fracasa. Pase lo que pase, da igual, la Sra. Rushmore ya se encargará de explicárnoslo.
Billie

5 comentarios:

que viva mi Atleti...de Madrid dijo...

Bueno, siempre cabe otra lectura del anuncio, según mi punto de vista: "No nos podemos quejar de nada, puesto que solo es futbol, fijémonos en la gente que realmente sufre, eso es sufrir y no lo nuestro...". Y a mi me parece todavía más grave. Porque mezclar la política y el fútbol me parece de muy mal gusto. Más en una guerra en la que no hicimos nada más que la digestión mientras veíamos las noticias con total indiferencia...en fin...no quería sacar el tema...perdón. A lo que íbamos: ¿qué otros clubes hacen campañas publicitarias para que sus socios no se rindan todavía? Pregunto.

Sergio Medina dijo...

Aqui no hay mala suerte lo que hay es mala gestión. Sobre el anuncio, no sabía que era una historia real, me dejo a cuadros mi hermano cuando me dijo que era una historia real.

cochise dijo...

Tiene pelotas que una definición (desafortunada) tenga más vigencia ahora que cuando se pronunció. Y paradójico que los dirigentes se agarren a ese Atleti (apoteósico) de los 70 para justificar la deshonra de su gestión. Solo con comparar décadas, ya da escolofríos.
El pupismo ese debe de ser algo histórico. Más o menos como la deuda. de tiempos de Ruete, vamos...

edufh dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo, menos en una cosa.. en lo de Nikolaidis, para mi un jugador ejemplar, que no rebosaba calidad pero que era un ganador e hizo una gran temporada en el equipo.

Por lo demas, gran post.

Saludos

http://cholosimeone-14.blogspot.com/

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola BILLIE. Veo que del partido del Schalke mejor ni hablar.
A mí, sinceramente, el anuncio me gustó bastante más que los anteriores en cuanto al mensaje. Como ya has mencionado, después del anuncio del inmigrante en el que uniamos lo patético a nuestro Atleti, pretendiendo reirnos de nuestras propias miserias, esta vuelta de tuerca en la que al menos apelamos a volver a ser grandes la prefiero.
El problema es que, o nos aplicamos mucho en la vuelta, o nuestro capitán del Ejército va a volver a viajar por Europa a campos de Segunda, de nuevo en la UEFA.

Un saludo!!